Hablamos de feminismo
y comentarios de mierda
con Lula Gómez

14.VIII.2018
Texto de
Foto de Virginia Quiles

Para quien aún no la conozca, Lula Gómez es profesora de stop motion en La Academia de Animación y también se dedica a la publicidad. Vive en Barcelona desde hace 15 años y siempre fue la oveja negra de la familia. Nos confiesa que desde pequeña tuvo tendencias artístistas, algo que no se esperaba de ella. “Quería hacer mil cosas y no lograba nada”, nos dice.  Pues bien, en menos de un año Lula ha iniciado toda una revolución feminista en las redes sociales.

La idea es sencilla pero potente: con muy pocos recursos, Lula compone clips de corta duración donde las protagonistas son “cacas” de plastilina que sueltan comentarios machistas y acaban siendo aplastadas por un zapato. ¡Toma ya! 

En los países en los que el aborto es legal, seguro, y gratuito, porque se lo trata como lo que es: una cuestión de sanidad pública y no un asunto a discutir desde la moral de tal o cual religión, no hay hordas de mujeres haciendo largas colas para abortar en medio de ritos satánicos, no hay aquelarres donde se toman elixires de placenta y canapés de fetos, ni siquiera hay más abortos que en los países donde, ridículamente, aún es ilegal. En los países donde el aborto es legal no hay nada más que una cosa: mujeres que cuando quieren abortar, no mueren, aunque sean pobres y no tengan cómo acceder a un aborto en una clínica privada. Si no estás de acuerdo con el aborto, no abortes. No es tan difícil. Gracias @chicadinkc por la zapa. Chicas: además de comentar lo que quieran, etiqueten marcas de zapatos/ropa que les gusten, a ver si conseguimos que envíen zapatos para nuevos capítulos! (@converse y @converse_spain no me dan bola 😂💩) #eresunacaca #feminismo #feminism #aborto #abortolegalseguroygratuito #abortolegalya #stopmotion #animation #caca #poop #plastilina #clay #claymation

Una publicación compartida de Eres una caca (@eres_una_caca) el

Hemos podido entrevistar a Lula para saber más de su proyecto. Además de divertidísima, Lula es una comunicadora brillante con puntos de vista muy lúcidos. La mañana que compartimos con ella entre cruasanes no tuvo desperdicio.

Judit Herrera: ¿Cómo surgió la idea?

Lula Gómez: De alguna manera, no sé cómo, con un vino o no sé, hice clic y pensé en una caca machista. Hice una prueba, le di al play y me dio mucha risa.

Creo que faltan cosas de humor feminista; de poder reírnos del horror. Yo siempre pongo de ejemplo al pueblo judío: tienen un humor impresionante y es una de las herramientas que han tenido para salir adelante. Si el humor es tomado por parte del oprimido para canalizar el dolor, es fantástico.

J: ¿Por qué crees que un tema tan delicado como el machismo puede tratarse con humor?

L: Porque el humor es una herramienta. Me repatea cuando humoristas que sigo – suelen ser hombres- derrapan con algún tema, tienen una respuesta social, y enseguida se excusan en que “es humor”. No creo que sean tan estúpidos como para no entender que el humor es una herramienta política. El humor crea opinión, el humor comunica, el humor adoctrina… como cualquier cosa que se le dice a las masas.

A mí me parece muy importante que nos apropiemos de todas las herramientas que se nos han negado. La escatología, la violencia como forma de defensa, el pensamiento y por supuesto el humor. En mi caso hago humor feminista, pero apoyo a mujeres que hacen humor de cualquier tipo.

J: ¿De dónde sacas los comentarios de las cacas?

L: Por ahora es experiencia propia. O me lo dijeron a mí, o a una amiga, o lo leí en comentarios. Son cosas que escuchamos todas. ¡Tengo material para 8 temporadas! También van surgiendo cosas del momento. Hace un tiempo se viralizó un vídeo de un taxista que grababa cómo llevaba a una chica borracha. Y dicía “mírenla, yo podría violarla y no lo hago. Pero es su responsabilidad por ir borracha”. ¡La gente reaccionó dándole las gracias! Aunque esté curada de espanto esa es una situacion que nunca se me habría ocurrido, y sé que tengo que plasmarla en el futuro.

J: ¿Qué haces cuando alguien cercano a ti hace estos comentarios? ¿Les pisoteas la cabeza?

L: No sé si será la vejez, pero soy muy partidaria de invertir la energía en otras cosas. Antes peleaba más, pero ahora estoy convencida de que esa energía puedo emplearla en leerme un libro, charlar contigo, aprender de otras mujeres… Eso sí, respondo mensajes de odio riéndome mucho.

Estamos en un momento de la Historia en el que quien no sabe es porque no quiere o porque no le interesa. También se nos exige mucho a las feministas que nos expliquemos. El tema está muy planteado ahora mismo, ¡enteráte buscando en Google!

J: ¿Siempre has sido feminista? 

L: Para mí hace cinco años el feminismo era cosa de mujeres bigotudas que querían cortar penes y hacerse guisos.

Un día empecé a escuchar a Malena Pichot, que es una referencia para mí, y dijo abiertamente que era feminista. Lo planteaba de una manera tan natural que yo me pregunté cómo yo no era feminista todavía. Creo que eso nos pasó a muchas. El hecho de asumir ser feminista es todo un tema, con lo primero que te encontrás es con tu propio machismo incorporado y aprendido. Por suerte se hace rápido, y para mí fue un alivio. ¡Y me encanta que me escriban adolescentes y niñas ya hablando de esto!

J: ¿Cómo son tus seguidores? 

L: En general la mayoría son mujeres, y algunos hombres también. Flipé con la cantidad de adolescentes, porque yo soy una señora de 40 años, y pensé que solo les gustaría a mujeres de mi edad. En general es gente que ya tiene cierta conciencia. La mayor parte del feedback que recibo es de agradecimiento.

J: Tú que vienes de fuera y puedes mirarnos con ojos más críticos, ¿crees que España es muy machista? 

L: Es una pregunta muy difícil. El machismo es un sistema global. Me da miedo decir que en Latinoamérica es mucho peor y que eso se interpete como que acá estamos bien. ¡Estamos como el culo acá! En 2017 hubo 77 muertas sin contar a prostitutas por violencia machista. En Argentina es asesinada una mujer – por el hecho de ser mujer- cada 24 horas. Pero es que acá tampoco estamos bien.

¿Cómo medimos cuán machista es algo? El machismo es una pirámide. Todos estamos de acuerdo en que es malo asesinar mujeres, que está en la punta de la pirámide. Más abajo está tocarle el culo en la discoteca, y ahí ya nos preguntamos cómo iba vestida ella. En la base está que tu mamá te lava los calzoncillos, y eso te molesta y decís que eso no es tan machista. Cuanto más bajás en la  pirámide más te afecta a vos y más empezás a ver feminazis en lugar de feministas.

El machismo no es solamente asesinatos, y España en las bases de esa pirámide es brutal. Si jugamos a comparar podemos caer en el argumento ese de “aquí no se necesita el feminismo”.

No son monstruos, claro que no. Son cinco tipos corrientes que aprendieron que pueden exigir de una mujer lo que les salga de los huevos. Y lo que les sale de los huevos es lo que el patriarcado les ha enseñado a través de lo que han visto desde sus diez, once años en la pornografía. Les ha hecho creer que tienen el derecho de conseguir cuerpos de mujeres que los satisfagan sea como sea, sin considerarlos personas, sin siquiera preocuparse de la reacción de esos cuerpos que, según han aprendido, les pertenecen. Desde nuestra mirada perpleja ante tremendos cretinos, necesitamos imaginarlos como monstruos inhumanos para poder encajarlos en nuestro sistema de valores. Pero no lo son. Son tu vecino, tu hermano, tu compañero de trabajo, tu padre. No les demos la ventaja de deshumanizarlos o creerlos locos. Son hijos sanos del patriarcado. Y ya los sabemos identificar. Gracias por enésima vez a Flavia, esta vez por su voz y sus ganas de ser parte de la serie. Pero también gracias por ayudarme desde el primer día @flavitabanana sos la más grande que hay y te admiro mucho 💜 #eresunacaca #feminismo #feminism #manada #clay #plastilina #stopmotion #caca #poop

Una publicación compartida de Eres una caca (@eres_una_caca) el

J: Tú trabajas en una academia de animación ¿qué piensas de la mujeres en el cine? 

L: Algo que me desespera mucho es la falta de representación de mujeres en todo lo que vemos. No hay protagonistas mujeres en las películas que sean interesantes. Sí que hay pero, ¿cuántas son?

Un pensamiento que me vino viendo la nueva de Blade Runner en el cine es que me cansé. No quiero hacer más el esfuerzo de identificarme con personajes hombres. No quiero más sentirme Indiana Jones y tener que hacer ese proceso. Todos son hombres en la pantalla y yo hago el esfuerzo – que ya me sale incosnciente- de convertirme en uno de ellos. Nuestras referencias son hombres.

Ana de Miguel dice que a las mujeres nos falta épica. No tenemos historias las mujeres. No tenemos heorínas. Nos dejan a Juana de Arco, sí. Somos la mitad de la población. Ni siquiera sabemos quiénes somos. ¿Quiénes son las referentes feministas que han logrado que hoy podamos estar acá? Sabemos de dos o tres.

Los hombres hacen una película en la que el gordo más pelotudo, que está comiendo palomitas, de un momento a otro se transforma en héroe y salva el mundo. ¡El gordo más pelotudo se sienta en casa y se empodera viendo esas películas! No hay mujeres que salven el mundo. Y si lo hacen, no puede ser en chándal.

No solo no hay mujeres interesantes si no que las que hay son la fantasía del hombre. Somos o floreros o “la mujer que piensa”.  Salen pelotudas atómicas, como Amélie; o mujeres malas, como la última de Álex de la Iglesia, que se le nota que la mujer lo dejó y tiene resentimiento. Brujas o mujeres estúpidas y sexualizadas, que son amables y serviciales, como en Blade Runner.

Yo iba a ver una película y ni me planteaba qué hacía la mujer en ella; el tipo salva el mundo así que vos te identificás con él. Con algún mecanismo siniestro logran que no seamos conscientes de cómo nos están tratando en esa película, no te das cuenta. Ojalá se tratara solo de un entretenimiento, pero eso nos educa. Esa es la fuente de educación más fuerte que hay en el consumo, en el patriarcado… Todo se nos inculca desde ahí, queremos imitar el cine.

Puedes seguir los clips de Lula en su cuenta de Instagram.


Entradas relacionadas
10.I.2020

El bar de mala muerte es, ante todo, un antro literal. Sus puertas sucias se abren exclusivamente ante aquellas desgraciadas que sufrieron, como indica el título, una muerte para no recordar.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
10.I.2020

El bar de mala muerte es, ante todo, un antro literal. Sus puertas sucias se abren exclusivamente ante aquellas desgraciadas que sufrieron, como indica el título, una muerte para no recordar.

27.XII.2019

Mi trayectoria como escritora ha sido una especie de peregrinación buscando el escenario y el público donde esa voz mía me resultara más auténtica, y creo que con Flecha por fin he encontrado mi sitio.

21.XII.2019

Este verano dejé la casa de mis padres y me fui a vivir a la gran ciudad. El mismo día, al otro lado del Atlántico, nacía mi primera sobrina, Gina. Desde entonces, ella y mi independencia han ido creciendo de la mano.

21.X.2019

Las mujeres feministas somos un nuevo nicho de mercado, y diariamente salen a la venta productos pensados exclusivamente para nosotras.

Plumín
Aquí te escribo yo, Judit, sobre cosas
que me apetece compartir contigo

SUSCRÍBETE PARA RECIBIR

📮Mails que sí querrás leer
✨Novedades de Habitación Propia
🗞Cosas que no sé dónde poner